Griferias empotradas

Grifería empotrada

Griferías empotradas para duchas, lavabos o bidets. tanto monomando como termostático.

Filtros activos

Grifo de ducha empotrado

Un grifo de ducha empotrado es toda una innovación en cuanto a diseño y comodidad de las duchas modernas. Se distinguen por algunas características de la instalación.

Los grifos de duchas empotrados son un tipo particular de grifos y accesorios que deben ser instalados en la pared, dejando la palanca como única parte visible. La palanca suele estar colocada en un soporte de placa que se instala al mismo nivel que los azulejos. Debajo de la placa está el mezclador incorporado para la ducha. Este tipo de grifería empotrada permite tener una ducha empotrada y no es más que un complemento necesario para este tipo de concepto.

Griferías empotradas de ducha

Fácil instalación, precios asequibles y modernidad son solo algunos de los puntos fuertes de este nuevo concepto de baños. Las griferías empotradas de ducha tienen una elegancia minimalista y moderna que puede ser combinada con miles de complementos para ducha. Hecho para su instalación empotrada, el mezclador tiene un diseño de doble palanca y un caño de 200 mm.

Funciona con una tecnología simple y no requiere más de una presión de agua de 0,5 bares para que funcione sin problemas, cosa con la que todos los hogares cuenta. Esta grifería empotrada de lavabo viene con una gran durabilidad y un alto rendimiento, ya que cumple al cien por cien con las necesidades de higiene y bienestar de todas las familias.

Comprar grifo ducha empotrado

Este tipo de grifo permite tener un elemento dentro de la cabina de ducha discreto y que no ocupa mucho espacio. Cuando queremos comprar grifo de ducha empotrado, debemos tener cuidado con el número de vías, ya que de él depende el número de accesorios que podemos instalar. Normalmente, se recomienda un grifo de ducha de cuatro vías.